CÓMO TENER UN PISO PÉLVICO
PODEROSO
¿Conoces tu piso pélvico?
La zona de tu cuerpo que rodea los genitales y sostiene los órganos
que están dentro de la pelvis se conoce como piso pélvico, el cual está formado por músculos y ligamentos. Lo maravilloso de esta zona es que puedes entrenarla para descubrir y disfrutar de sus grandes poderes!
Te cuento aquí
cómo tener un piso pélvico PODEROSO:
1.       1. Conoce
tu piso pélvico. Si no exploras tu piso pélvico, probablemente será muy difícil
que puedas entrenarlo o transformarlo en un piso pélvico poderoso que cumpla
perfectamente sus funciones.
Mira
en un espejo la zona de tu piso pélvico y observa lo que sucede cuando intentas
contraer tus músculos pélvicos, como si quisieras retener la orina o un gas y
observa también lo que pasa al pujar como si quisieras evacuar. Luego atrévete
a sentir la contracción con tu dedo índice de modo que percibas la fuerza de
tus músculos.
2. Cuida tu piso
pélvico. Los músculos pélvicos están sometidos constantemente al peso de los
órganos que descansan sobre ellos como la vejiga urinaria, el útero y el recto.
Es necesario cuidar de tu piso pélvico mediante buenos hábitos miccionales y
defecatorios para prevenir disfunciones que puedan afectar tu sistema urinario,
reproductivo e intestinal. Por lo tanto, acuérdate de ira orinar cada 3 horas
asi tengas o no tengas deseo de orinar, ve a evacuar siempre que tengas deseo y
trata de no posponer la ida al baño, ya que lo único que esto genera es
malestar y debilidad muscular del piso pélvico y acuérdate siempre de sentarte
en el sanitario con un piso debajo de tus pies y pujar soplando como si
estuvieras inflando un globo.
3. Ejercita tu
piso pélvico. Los músculos NECESITAN moverse, por lo tanto, realiza ejercicio
específico para tu piso pélvico. Para esto, puedes realizar una evaluación
conmigo para determinar en qué condiciones se encuentran tus músculos y qué
clase de entrenamiento requieren según tu estilo de vida. Al igual que cuando
vas al gimnasio, la prescripción de ejercicio debe realizarse de acuerdo a una
evaluación profesional.  Recuerda que
puedes también tomar clases de fitness íntimo para mantener en buenas
condiciones esta zona muscular.
4. Activa tu piso
pélvico durante tus actividades diarias. Siempre que realizas un esfuerzo
físico como toser, reír, estornudar, subir o bajar escalas, saltar o trotar, tu
piso pélvico soporta la presión que se genera dentro del abdomen. Por esta
razón es importantísimo que durante estos esfuerzos realices contracción
voluntaria de tu piso pélvico y así disminuyas el riesgo de lesión y
debilitamiento muscular. Incluye también la contracción de tu piso pélvico
durante las relaciones sexuales.
Pon en práctica
estos consejos y vamos por un piso pélvico poderoso!
Carolina Silva G
Kinesióloga
especializada en disfunciones del piso pélvico